Sintetizadores analógicos: Nuestro top 5

Los mejores sintetizadores analógicos

Teniendo en cuenta que llevamos ya 30 años de revival, parece que vamos a tener sintetizadores analógicos para rato. Hemos elaborado este top 5 de sintetizadores analógicos que encontrarás a continuación con algunos de los modelos existentes más interesantes del momento. Tampoco nos vamos a centrar en las últimas novedades, sino que hemos buscado ofreceros un poco de variedad para todas la necesidades y bolsillos entre la oferta disponible en estos momentos.

KORG Minilogue XD: Un analógico polifónico para todos los públicos

Sintetizadores analógicos monofónicos hay muchos en el mercado, pero el oscuro objeto de deseo son los analógicos polifónicos de verdad. Son más complejos de desarrollar y muchas veces su precio de venta está fuera del alcance de la mayoría de los mortales. Por eso KORG, primero con el Minilogue original y ahora con Minilogue XD ha superado el reto y, además, con nota.

No sólo ofrece 4 voces de polifonía completas o un secuenciador por pasos de lo más resultón. Sus filtros suenan realmente bien. Además de dos osciladores analógicos, dispone de un tercer oscilador digital totalmente programable que se puede convertir en un oscilador wavetable, FM o incluso un procesador de efectos. Existe una librería de proyectos creados cada vez más grande para dar mucha versatilidad a ese tercer oscilador. Lo mejor de todo es que el precio de este sintetizador analógico es de lo más competitivo. ¡Gracias KORG ofrecernos herramientas tan interesantes sin tener que hipotecarnos de por vida!

Dreadbox Typhon: Un sintetizador analógico con mucho efecto

En sus casi 10 años de historia, Dreadbox no ha dejado de sorprender con cada lanzamiento. Sus sintetizadores se caracterizan por un sonido bien grueso y cálido. Con Typhon no podía ser menos. Este pequeño sintetizador analógico está cargado de sorpresas. Además de disponer de un motor analógico para todo lo relacionado con la síntesis de sonido, integra un completo motor DSP digital capaz de ofrecer hasta 12 efectos distintos, desarrollado por Sinevibes. Porque, como dice la propia compañía, «Typhon no es un sintetizador monofónico más».

En cuanto a su motor de síntesis, encontraremos una configuración bastante habitual de 2 osciladores junto a un filtro de 4 polos. También tiene dos generadores de envolvente. Respecto a la modulación, dispone de tres fuentes de modulación con cuatro modos distintos a elegir entre LFO, envolvente, aleatorio y parámetros del secuenciador por pasos. Porque sí, efectivamente, también dispone de un práctico secuenciador por pasos de 32 notas.

Gracias a su entrada de audio, también se puede llegar a usar como procesador de efectos. Por si no fuera suficiente, están trabajando en un nuevo firmware, de momento en fase beta, que añadirá características tan innovadoras como Audio y MIDI por USB. El Typhon de Dreadbox te resultará ideal si buscas sonidos cálidos y etéreos. Sus reducidas dimensiones y un peso ligero lo hacen ideal para llevártelo de bolo o poder componer en cualquier lugar.

Elektron Analog Four MKII: Corazón analógico con alma digital

Analog Four MKII, de Elektron, aunque no se trate tampoco de una novedad reciente, sigue siendo una excelente elección para todo aquel que ande buscando un buen sintetizador analógico. Primero de todo, su enfoque como sintetizador de sobremesa, más relacionado con el mundo de las grooveboxes que el de los sintes en general. También tenemos la flexibilidad extra que ofrece, ya que puede funcionar como sintetizador monofónico de 4 partes, un sintetizador polifónico de 4 voces o cualquier combinación entre medio.

Aunque gran parte de su arquitectura es digital, tanto los osciladores como los filtros son 100% analógicos. ¡Y menudos filtros! Por cada voz, podremos disfrutar de dos filtros, uno tipo transistor y otro tipo Ladder. Estos componentes son en parte los principales responsables del carácter sonoro de cualquier sintetizador analógico.

Añadamos a todo esto un secuenciador de lo más potente en el mercado y unos efectos de lo más resultones. Estos efectos son capaces de procesar señales estéreo externas. No es extraño por qué Analog Four MKII debía estar en este artículo sobre sintetizadores analógicos. Y eso que no hemos hablado de Overbridge. Esta es la tecnología de Elektron que permite integrar Analog Four como si se tratara de un plugin más dentro de nuestra DAW.

Moog Subsequent 37: La bestia que asustará a tus sintetizadores digitales

Si hablamos de sintetizadores tenemos que hablar de Moog y hablar de Moog es hablar de historia viva de la música. A Bob Moog le debemos la arquitectura de síntesis sustractiva que ha llegado a nuestros días. También, que músicos famosos de todo tipo de etilos apostaran por incluir sintetizadores en su setup de instrumentos, convirtiendo al Minimoog en uno de los sintes monofónicos más icónicos. Subsequent 37 recoge todo ese legado y, como no podía ser de otra manera, suena como sólo un Moog es capaz de sonar. Junto al grosor de sus osciladores encontraremos el clásico sonido de los filtros Ladder, con su suave y envidiada saturación que tanto apreciamos.

Más allá de estos aspectos, no podemos pasar por alto la potencia de su secuenciador, sus infinitas posibilidades de modulación o incluso sus capacidades como sinte parafónico de dos voces, añadiendo más versatilidad respecto a otros sintetizadores analógicos más convencionales. Si buscas un sonido más retro y con capacidades extra de modulación por CV, entonces los sintetizadores Grandmother y Matriarch son una excelente opción. Sin embargo, su buscas un sintetizador analógico con el sonido clásico de Moog pero a la vez contemporáneo y una posibilidades de control MIDI superiores, entonces Subsequent 37 está hecho para ti.

Arturia Minibrute 2S: Sonido bruto al alcance de todo el mundo

Arturia es una de las marcas que lleva tiempo apostando por los sintetizadores analógicos. Aunque son mundialmente conocidos por sus emulaciones software de todo tipo de sintetizadores e instrumentos, ya sean analógicos o digitales, desde que en 2012 anunciara el Minibrute original no ha dejado de lanzar sintetizadores analógicos.

Con un catálogo que va desde el discreto pero matón Microbrute pero matón hasta el potente y polifónico Polybrute, Arturia es una de las compañías que más está apostando por este tipo de instrumentos. Una de las características de toda la serie Brute es el filtro, que usa un diseño tipo Steiner-Parker rescatado de los años 70. Este tipo de filtros, muy similar en arquitectura al de la serie MS de KORG, ofrece sonidos especialmente agresivos.

Otro de los puntos característicos de esta familia de sintetizadores el el control Brute. Una de las primeras técnicas usadas en los primeros sintes era encaminar la salida del sintetizador hacia su entrada externa para producir efectos de retroalimentación y distorsión. Con Brute factor, nos podemos olvidar de realizar conexiones innecesarias. Un simple knob y a aplicar la cantidad de efecto que queramos.

Centrándonos en Minibrute 2S, a diferencia de la versión con teclado Minibrute 2, ofrece un práctico secuenciador por pasos. Ambos modelos incluyen además una practica sección de patch que los convierten en sintetizadores con arquitectura semi-modular de lo más flexible.

Un poco de historia sobre los sintetizadores analógicos de

Cuando surgieron en los años 60 los primeros sintetizadores comerciales, obviamente no había ninguna alternativa, pero en los 80 hubo un cambio de paradigma. Con la llegada del DX7 de Yamaha todo cambió. Donde antes teníamos un panel repleto de knobs y faders ahora tocaba enfrentarse a una colección de botones y, con suerte, algún fader para editar parámetros.

La cultura preset también se consolidó y muchos artistas de renombre querían ser los primeros en usar el nuevo sintetizador recién lanzado al mercado para usar sus exclusivos sonidos antes que nadie. Si quieres profundizar, no te pierdas este otro artículo que publicamos sobre el retorno de los sintetizadores digitales.

Todo esto dio un giro con el cambio de década. Gracias al auge de la cultura rave, los músicos electrónicos de nueva generación comenzaron a valorar la posibilidad de manipular parámetros en tiempo real, modificar sonidos al vuelo y, de paso, volver a un sonido más crudo respecto al sonido cristalino de los sintetizadores digitales disponibles en el momento.

El resto, ya es historia. Aunque los sintetizadores digitales de modelado analógico intentaron hacerse con su parte del pastel a finales de los 90, los músicos siguieron pidiendo más opciones en el terreno pre digital. Ojo, que los hay pero que muy buenos. Sintetizadores como los Nord Lead, todavía vigentes, tienen un sonido de lo más poderoso. Pero el público es soberano y los sintetizadores analógicos siguen en lo más alto de su lista de oscuros objetos de deseo.

Conclusiones

Como hemos visto, los sintetizadores analógicos siguen más vigentes que nunca. En la actualidad, debido la amplia variedad de opciones disponibles, podremos encontrar nuestro sintetizador ideal para cada tipo de necesidad, ya sean en el estudio o en el escenario. Aunque seguramente la industria tenía otros planes en mente, al final, la tozudez de los usuarios ha conseguido que sigan siendo una realidad a día de hoy. En la historia de la música, el sintetizador analógico ha encontrado su lugar junto al resto de instrumentos.

No dudes en contactarnos ante cualquier consulta que puedas tener sobre sintetizadores analógicos o digitales a través de las vías habituales.

Nuevas promos de Antelope Audio para agosto y septiembre

Autor: Cutoff

CUTOFF PRO AUDIO es una joven empresa que nace para dar un servicio personalizado a las necesidades del Productor Musical y/o Deejay actual, ofreciendo asesoramiento profesional, soluciones a medida a precios competitivos, distinguiéndonos por ofrecer un trato personalizado a nuestra clientela.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *