Moog

Marcas

Encuentra aquí los productos de Moog

Hablar de sintetizadores es hablar de Moog. Nada suena como un verdadero Moog. 50 años más tarde, la empresa que fundó el padre del sintetizador sigue lanzando equipos que nos hacen viajar a otros mundos gracias a su característico calor analógico.

leer más
Mostrando 1 - 32 of 32 productos
Mostrando 1 - 32 of 32 productos

Moog: Historia viva del sintetizador


Poco iba a imaginar Bob Moog, mientras fabricaba Theremins, que iba a cambiar la historia de la música con un nuevo instrumento: El sintetizador Minimoog. No es que Minimoog fuera el primer sinte del mundo. Ya existían varios modelos, incluso de Moog. Pero la idea de coger determinados módulos de su enorme sintetizador modular, alojarlos todos en un único chasis y dotarlo de un teclado similar al de un piano hizo que músicos de todo el mundo se sintieran atraidos hacia sus posibilidades creativas y sonoras. Nada de esto habría sido posible sin el desarrollo del control por voltaje, un sistema muy anterior al MIDI que sigue vigente e incluso podemos decir que se ha convertido en un estándar cuando toca que sintetizadores modulares y/o vintage hablen entre sí. Además de todo esto, uno de los factores clave que han ayudado a definir el sonido de los sintetizadores Moog es el diseño de filtro ladder que desarrolló Moog y que no ha sido posible igualar a día de hoy. Su sonido rico y ligéramente saturado sigue siendo a día de hoy su mejor carta de presentación. ¿Quieres sonar como un Moog? Entonces lo tienes fácil: Compra un Moog.


Los sintetizadores Moog hoy en día


La actual línea de sintetizadores Moog, todos 100% analógicos, abarca un gran abanico de necesidades. Si andas detrás de lo más potente en sintetizadores analógicos, sin duda el Moog One es tu modelo. Podemos decir que, a día de hoy, es el sintetizador analógico polifónico más potente y flexible del mercado. Disponible en configuraciones de 8 o 16 voces, Moog One vale cada euro que cuesta (y eso que no es precisamente barato). Si buscas un semimodular compatible con el formato eurorack, no puedes dejar de echarle un ojo a Mother 32, DFAM y Subharmonicon. Mother 32 es un sintetizador sencillo en componentes pero rico en posibilidades. Su secuenciador por pasos junto a el patchbay de señales CV acabarán de convencerte. DFAM por su lado resultará ideal si andas detrás de conseguir sonidos percusivos y modulaciones FM de lo más marcianas. Si lo tuyo son los polirritmos, Subharmonicon, corriendo por sus tripas conceptos de diseño de los años 30, encontrará fácilmente un hueco en tu estudio. Si buscas un analógico con amplias opciones CV capaz de dar resultados inmediatos, Grandmother y Matriach están hechos para ti. Con colores chillones para delimitar cada zona y la recuperación de elementos vintage como las reverbs de muelles (en el caso de Grandmother) o delays analógicos (en el caso de Matriarch), todo está pensado en estos sintes para evocar tiempos pasados. Si andas detrás de un sintetizador analógico con capacidad de guardar presets y algunas opciones de síntesis avanzadas, la serie SubSequent de Moog es algo que deberías tener muy en cuenta. Gracias a los circuitos multidrive, los sintes de la serie Subsequent están listos para rugir desde el primer minuto. El completo secuenciador integrado en Subsequent 37 hará las delicias para los que buscan una potente herramienta para directo mientras que Subsequent 25 es capaz de reunir toda la esencia de esta serie en un sintetizador de tamaño compacto. ¿Buscas un sintetizador compacto capaz de sacar bajos que revienten paredes? Entonces Minitaur se llevará muy bien contigo. Con un diseño de sobremesa y de reducidas dimensiones, Minitaur encaja en cualquier hueco.