07/05/2015

5 trucos para compartir tus proyectos con Ableton Live

5trucoscompartirabletonlive

Tanto si colaboras con otros artistas como si vas a encargar un remix o simplemente quieres compartir algunas presets o librerías propias es importante tener claro que opciones tienes a la hora de que sea una tarea sencilla y, sobretodo, que nos evite sustos de última hora como archivos que faltan o plug-ins no compatibles. Sin duda trabajar con el formato Live Packs de Ableton nos va a venir de fábula: Es independiente de la plataforma (funciona tanto en Mac como en PC) y comprime los datos de una manera altamente eficiente, importante si compartimos utilizando servicios tipo DropBox o WeTransfer. Simplemente tendremos que tener en cuenta que el destinatario utilice la misma versión o superior de Ableton Live que la que estemos usando. A través de esto cinco trucos te contamos todo lo que tienes que saber a la hora de compartir tu trabajo con Ableton Live.

1. Todo en orden

De acuerdo, dentro de tu caos tu encuentras cierto orden. Lo llevas diciendo desde que tu madre te pedía que ordenaras tu cuarto pero piensa un poco en la persona que va a recibir tu proyecto. No es la primera vez que hablamos de mantener un cierto orden pero en esta ocasión es todavía más importante, sobretodo para la persona que va a recibir tu proyecto. Agrupa las pistas por tipo de instrumento y utiliza un código de colores más o menos comprensible que ayude a la hora de visualizar y moverse por el proyecto. Incluso puedes ir un poco más allá escribiendo anotaciones. Si abres el menú contextual de cualquier plug-in o clip (tanto en la vista session como en la vista Arrange) puedes editar el texto que quieras que aparezca en el visor Info. Aprovéchalo para dejar indicaciones escritas.

2. Pistas fuera

Elimina todas las pistas que no estén en uso. Lo único que vas a conseguir es que tu proyecto pese más y eso no es lo que necesitamos cuando pensamos en compartir el proyecto. Por supuesto no es tan sencillo como eliminar las pistas. Con esto conseguiremos que desaparezcan de nuestra vista pero los archivos seguirán ahí, con lo cual tampoco estaremos ganando demasiado. Tendremos que utilizar el Administrador de archivos (disponible desde el menú Archivo) y hacer clic en Administrar Proyecto. Desde ahí tendremos acceso a los archivos no utilizados. Hacemos clic en mostrar y desde el propio navegador de Live los eliminamos. Una manera alternativa de hacer esto mismo sería guardando nuestro proyecto con otro nombre o en otra ubicación y elegir la opción Recopilar todo y guardar, pero no nos anticipemos todavía al cuarto punto.

3. Congela y aplana

Seguro que has utilizado todo tipo de plugins e instrumentos virtuales en tu proyecto pero ¿sabes si la persona que va a recibir el proyecto también los usa? Si hablamos de efectos o instrumentos de Ableton Live no hay mayor problema (salvo si estás utilizando Live Suite y el destinatario utiliza Live Standard) pero con tantos VST como hay puede ser un tema delicado. En este caso la función Congelar nos viene de maravillas. Cuando congelamos una pista lo que realmente ocurre es que se hace un render de audio de la pista seleccionada. Como este render se realiza a 32 bit, la resolución interna nativa de Ableton Live, no hay ninguna perdida de calidad respecto a la pista original. Si estamos totalmente seguros podemos incluso utilizar la función Aplanar para que dicho render sea definitivo.

4. Recopila y guarda

Seguramente en tu proyecto hayas utilizado, además de las pistas de audio que hayas podido grabar directamente en Ableton Live, otros archivos que se encuentren en otras ubicaciones. Necesitarás que tu proyecto contenga todas las pistas de audio, todas las muestras, archivos tanto de la librería de fábrica como de tu librería de usuario y plugins de Max for Live. Con la función Recopilar todo y guardar, accesible desde el menú archivo, lograrás copiar todos esos archivos dentro de tu proyecto.

5. Empaqueta tu proyecto

Una vez hayas tenido en cuenta todos los puntos anteriores ya lo tenemos todo listo para crear nuestro Live Pack. Realmente el algoritmo de compresión de Ableton Live cuando se crean Live Packs es altamente eficiente, llegando a comprimir nuestro proyecto hasta un 50% respecto al original. ¿No te lo crees? Haz la prueba y compara lo que pesa un proyecto como Live Pack y lo que pesa comprimido en .zip o .rar. Esta compresión, al contrario de, por ejemplo, los archivos mp3, no es destructiva, con lo que al desempaquetar nuestro Live Pack recuperaremos todo nuestro material sin pérdida alguna. Para crear nuestro Live Pack tenemos que ir (una vez más) al menú Archivo y hacer clic en Administrar archivos. Una vez dentro del Administrador de archivos seleccionamos Administrar Proyecto y hacemos clic en Crear Pack.

Incluso si la persona que lo va a recibir no dispone de Ableton Live puede resultar de utilidad pasarle los proyectos en formato de proyecto de Live. Simplemente descargando desde la página de Ableton una versión demo de Live es suficiente para que pueda desempaquetarlo y abrirlo. En el momento de desempaquetarlo Ableton Live nos pedirá dónde queremos guardar el proyecto. Indicamos la ubicación de destino y ahí se guardará el proyecto junto a las respectivas carpetas con los archivos de audio grabados o importados. De este modo se puede acceder a los aiffs o wavs crudos originales para poder procesarlos en otra DAW como Cubase o Pro Tools. Lógicamente perderemos la información relativa a volumen, panorama y por supuesto todos los efectos que hayamos utilizado pero dada la efectividad del compresor de Ableton Live es una excelente manera a la hora de compartir nuestro trabajo.

Esperamos que te haya resultado de ayuda este artículo. Recuerda que puedes contar con nuestro asesoramiento para todo lo relacionado con herramientas de creación y producción musical con Ableton Live.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *