09/03/2015

5 trucos para mejorar el sonido de tu estudio

5-trucos-mejorar-sonido-estudio

Nuestro estudio, ese lugar donde vamos a pasarnos horas y horas dando forma a nuestras creaciones. Tan importante son tus herramientas para producir como el entorno donde produces. Trabajar en un entorno poco cuidado puede tener unos efectos totalmente devastadores en el sonido final de tus temas. A continuación vamos a darte varios consejos para ayudarte a mejorar el sonido en tu estudio.

1. El punto de escucha óptimo.

Antes de comenzar tendrás que tener en cuenta donde vas a estar trabajando para ubicar tus monitores. Una vez encontrada la ubicación correcta podrás comenzar a tratar los problemas acústicos que, seguro, te acabarás encontrando. Se ha escrito mucho al respecto pero no nos cansaremos de repetirlo. Tus monitores deberían formar un triángulo equilátero entre ellos y el punto de escucha.

2. La altura adecuada

No es suficiente con que tus monitores formen un triángulo equilátero contigo. Deben estar a la altura y distancia adecuados. Como referencia deberían estar alineados tus oídos con el espacio de separación que hay entre el tweeter y el woofer de tus monitores. Para alzar los monitores y que estén a la altura optima puedes utilizar soportes específicos para tu monitor como los DM 039 de BCT.

3. La distancia correcta

Ya tenemos nuestros monitores a la altura y geometría óptimas. ¿Ya está? Pues no. Nos faltaría tener en cuenta la distancia con la pared. Si nuestros monitores están demasiado cerca a la pared esto se traducirá en un realce de graves de varios dBs, lo cual no nos interesa lo más mínimo. Deberán estar alejados unos 20 cm de la pared. Si las dimensiones de nuestro estudio no nos lo permiten y tienen que estar más pegados muchos monitores incluyen controles de EQ para recortar los graves. Llegados a este punto es muy positivo utilizar música que sepas cómo suena para tenerlo como referencia a la hora de manipular la EQ de tus monitores. Por supuesto, como mejor sepas cómo suenan tus escuchas más fácil sabras si te acercas a un sonido plano y equilibrado.

4. Acondiciona tu estudio

Hay muchas opciones en el mercado pero usando por ejemplo kits de paneles absorbentes y trampas de graves como el Flakt Pack  de Skum Acoustics, uno o dos Mix Kit Pulsar de Vicoustic (dependiende de las dimensiones de tu estudio) o un Alpha DST de Auralex ayudarán a controlar el sonido de tu estudio, amortiguando especialmente las conflictivas frecuencias graves y medias graves. Puedes empezar con un kit básico y posteriormente ir añadiendo más paneles absorbentes o difusores según necesitas. Afortunadamente hoy en día este tipo de soluciones son bastante asequibles y sin duda es una de las mejoras inversiones que puedas hacer.

5. Ubica y decora

Junto al uso de productos específicos para acondicionar tu estudio puedes utilizar elementos “decorativos” para poner más trabas a esas frecuencias conflictivas. Un sofá al final de tu estudio puede ayudar a tener un poco más controlados los graves. Usar estanterías con libros o colocar algún tipo de cortina también tendrá su efecto. Incluso una estudiada colocación de tus sintes u otros equipos en tu estudio tendrá su efecto en la acústica. Y no, las hueveras no te van a ayudar mucho a mejorar el sonido de tu estudio. Como mucho tendrán algo de efecto en las altas frecuencias, dejando sin tratar justamente lo más problemático: Los graves y medios graves.

Esperamos que te haya resultado de ayuda este artículo. Recuerda que puedes contar con nuestro asesoramiento para todo lo relacionado con herramientas de creación y producción musical o acondicionamiento acústico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *