11/01/2018

Sintetizadores semi-modulares: analizamos tres modelos

Sintetizadores-semi-modulares-analizamos-tres-modelos

Sintetizadores semi-modulares: analizamos tres modelos

Llevan ya un tiempo entre nosotros, pero eso no quita que no le podamos dedicar un artículo como se merecen en nuestro blog. Estamos hablando de los sintes semi-modulares, un tipo de sinte peculiar que, de alguna manera, conecta los sintes tradicionales con el complejo mundo de los sintes modulares (complejos por el lío de cables, no porque tengan que ser complicados de manejar, por supuesto).

En este artículo vamos a hablar de tres de los semi-modulares que más nos han llamado la atención como son el Mother 32 de Moog, el 0-Coast de Make Noise y el último en llegar a nuestra tienda, el espectacular ANTS de Plankton Electronics. Pero antes de entrar en materia, comentemos un poco que es esto de los sintes semi-modulares, qué ventajas nos proporcionan y qué podemos llegar a hacer con ellos.

Sin duda, uno de los sintes semi-modulares más famosos de la historia es el legendario MS-20 de Korg. Sinte que, aunque sigue vigente como producto, no lo hemos incluido en la lista al utilizar un estándar CV distinto al habitual V/octava, cosa que limita la conectividad con otros equipos. De entrada, un semi-modular, como cualquier otro sinte “cerrado”, ofrece una ruta de señal cerrada. Una ruta típica sería oscilador —> filtro —> amplificador, con una o varias envolventes para controlar la respuesta del filtro o del amplificador y, quizás, uno o varios LFOS asignables a los distintos elementos. Hasta aquí todo bien, pero la diversión justamente empieza cuando, gracias a los distintos puntos de inserción mediante cables de patch, podemos “romper” dicha ruta predeterminada, ya sea cambiando el orden de los componentes, tanto en origen como en destino o bien conectándolos con otros equipos. El estándar V/oct que comenzaron a usar compañías como Moog en sus orígenes sigue siendo el más utilizado mientras que, debido a la popularidad del formato Eurorack, los cables de patch que se utilizan en los semi-modulares que comentaremos a continuación son minijacks mono.

Una de las ventajas que ofrecen la nueva hornada de semi-modulares es justamente su tamaño. Son lo suficientemente compactos como para que podamos transportarlos fácilmente si tenemos actuaciones en vivo o simplemente queremos quedar con alguien para hacer música juntos. De por sí, los tres modelos que comentaremos a continuación suenan increíblemente bien, pero justo cuando comenzamos a romper la señal mediante cables de patch es cuando comienza la diversión. ¿No nos crees? Mira en el siguiente vídeo cómo suenan 64 osciladores a la vez.

Si estás pensando en pasarte al mundo Eurorack pero tienes miedo, tranquilidad: es lo más normal. Por este motivo, meterse primero en un semi-modular puede ser una buena opción para comenzar a trampear con las posibilidades que ofrece interconectar las distintas secciones.También son una buena opción como conversor MIDI a CV para poder integrar nuestro sistema Eurorack con nuestra DAW. Ahora, ya sin más retrasos, pasamos a analizar los tres modelos de sintes semi-modulares.

Plankton Electronics ANTS

Empezamos con el recién llegado ANTS de Plankton Electronics, uno de los sintes que más ha captado la atención durante el último año, cosechando no pocos premios y reconocimientos por parte de los medios más prestigiosos. No nos sorprende en absoluto, ya que gracias a sus 50 puntos de patch y sus 19 knobs, se trata de un sinte que nos invita a retorcer sus tripas sin ningún tipo de compasión. Su arquitectura también ofrece unas especificaciones que quitan el hipo: 4 osciladores (de los cuales dos pueden funcionar como LFO), 2 LFOs dedicados, filtro resonante con respuestas pasa bajo y pasa alto, 2 envolventes, 2 VCAs, sample & hold, sección lógica y mucho más. ¡No está nada mal para este pequeñajo! Añade una arquitectura 100% analógica y posibilidades avanzadas como una parafonía de dos notas y sírvase con un buen Rioja para acompañar. ¿No nos crees? Juzga por ti mismo cómo es capaz de sonar con el siguiente vídeo.

Make Noise 0-Coast

Sin duda, el más esotérico de los tres modelos que analizamos. El 0-Coast de Make Noise nos sorprendió a todos cuando fue anunciado hace un año. Primero, por ser el primer sinte de la marca. No olvidemos que Make Noise es, principalmente, un fabricante de módulos Eurorack. Segundo, por poder disfrutar de conceptos típicos de los sintes west coast a un precio de lo más competitivo. A diferencia de los sintes East Coast (Moog, etc…) la arquitectura de un sinte típico west coast es algo distinta. En vez de disponer de un oscilador con diversos osciladores con formas de ondas ricas en armónicos que posteriormente pasarán por un filtro resonante, su oscilador está basado en una forma de onda triangular a la que, mediante el control Overtone, se le añaden armónicos que pueden procesarse a través de una Low Pass Gate, que viene a ser una combinación entre filtro (no resonante) y VCA. Las secciones Slope y Contour pueden utilizarse como envolventes y/o LFOs (sólo Slope) para moldear desde el comportamiento de la LPG, los armónicos de Overtone o casi cualquier otro parámetro. Simple, efectivo y capaz de ofrecerte unos sonidos totalmente nuevos e inspiradores.

Moog Mother 32

Siendo el más veterano de los tres modelos de este análisis, el Mother 32 de Moog sigue siendo una de las opciones más interesantes. Primero de todo, porque podremos disfrutar de las bondades del legendario filtro ladder de Moog. Segundo porque podremos fácilmente integrarlo dentro de nuestra case Eurorack, incluyendo la alimentación si decidimos dar el salto al mundo modular. Y tercero, porque ofrece un completa sección de patch con 32 puntos de inserción que, además de poder interconectar las distintas secciones de la unidad (pitch, forma de onda del oscilador, filtro, etc…) incluye algunas utilidades de lo más interesantes como multiples, mixers y mucho más. Justo mientras estamos escribiendo estas líneas nos hemos enterado del anuncio del lanzamiento final de DFAM , un nuevo sintetizador basado en la arquitectura y concepto de Mother 32 pero orienatado a la creación de sonidos de percusión. ¡Tenemos ganas de meterle las manos encima!

Ya para finalizar, simplemente comentar que mientras estamos acabando de escribir este artículo nos hemos enterado del anuncio por parte de Arturia del nuevo Minibrute 2, una versión evolucionada de su ya mítico Minibrute que, junto a nuevo diseño en los osciladores y filtros (sí, en plural) ofrece 48 puntos de inserción para patch. Estaremos al tanto y, como viene siendo habitual, te contaremos todos los detalles y nuestras primeras impresiones desde nuestro blog tan pronto hayamos podido probarlo.

Recuerda que puedes ponerte en contacto con nosotros ante cualquier duda o consulta que puedas tener.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *